La mejora de la competencia en lengua oral depende de su evaluación

Compartir

23 January 2023

Evaluar adecuadamente la competencia oral es crucial para garantizar el éxito lingüístico de los estudiantes

Por Jordi Viladrosa i Clua

La competencia en comunicación oral es considerada una habilidad importante en el currículum educativo de la mayor parte de los países. Lo cual no quiere decir que siempre se trabaje de manera sistemática en las aulas, a pesar de que se promueva que los alumnos preparen presentaciones orales, hagan debates, discusiones en grupo o, incluso, en algunos centros educativos, los estudiantes reciban una preparación específica de oratoria para mejorar su capacidad discursiva en público. En el Estado español y en Cataluña esta competencia forma parte del currículum de las lenguas.

La expresión oral se valora en muchos países de todo el mundo, pero las prácticas de evaluación varían en función del país. Lo que sí ocurre en todas partes es que los alumnos suelen mejorar a medida que avanzan en el nivel educativo y cuentan con más oportunidades para practicar y desarrollar esta habilidad. No hay otra opción: sin trabajarlo específicamente y sin evaluar el proceso de aprendizaje y el producto educativo que se obtiene, no se logra una mejora consistente de esta competencia.

ética y equidad
Los alumnos suelen mejorar cuando cuentan con más oportunidades para practicar y desarrollar esta habilidad

Así, pues, evaluar adecuadamente la competencia comunicativa oral garantiza el éxito lingüístico de los estudiantes. El uso eficaz de herramientas tecnológicas, aparte de la observación directa de las producciones orales de los alumnos, permite un proceso más rápido y fiable para obtener resultados significativos sobre su progreso. Cuando les proporcionamos “feedback” inmediato sobre su intervención oral, es más fácil identificar sus debilidades y trabajarlas hasta conseguir mejoras sustancialmente notables en su habilidad comunicativa. Además, este tipo de evaluación permite que mejore no solo cada uno de los alumnos por separado, sino también todo el grupo.

Evaluar adecuadamente la competencia comunicativa oral garantiza el éxito lingüístico de los estudiantes

La prueba de expresión oral en Cataluña

Las conocidas evaluaciones internacionales PISA, PIRLS, SITES, TALES o TIMSS no evalúan la competencia comunicativa oral. En cambio, PISA sí que evalúa la comprensión lectora; una prueba promovida por la OCDE y aplicada cada tres años al alumnado de quince años. También PIRLS, que promueve la “International Association for the Evaluation of Educational Achievement” (IEA) y que se aplica cada cinco años al alumnado que cursa cuarto de primaria, evalúa la comprensión lectora.

En Cataluña, el curso 2018-2019 el Departamento de Educación evaluó la expresión oral, que forma parte de la competencia comunicativa lingüística, en una muestra de 1.700 alumnos de 51 centros educativos y se aplicó en lengua catalana, lengua castellana y lengua inglesa. Está previsto que se vuelva a aplicar este 2023 en el marco de las pruebas censales de competencias y conocimientos básicos que tienen que haber adquirido los alumnos al final de la educación secundaria obligatoria; unas pruebas que tienen carácter informativo, formativo y orientador para los alumnos, las familias y los centros.

La prueba tiene las siguientes características:

  • Evalúa la expresión oral y la interacción.
  • Se trata de una prueba de tipo competencial.
  • Se enmarca en una realidad próxima al alumnado y en un contexto que podría ser real.
  • Ofrece apoyo audiovisual.
  • Se hace un trabajo tanto individual como en pareja.
  • Se tienen en cuenta los aspectos paraverbales.
  • Se proporciona la guía de aplicación, una rúbrica de evaluación y una hoja de registro.

Los procesos evaluados son los siguientes:

Fuente: CSASE (2019). “L’avaluació de l’expressió oral”. Generalitat de Catalunya.

En cuanto a los resultados obtenidos en la prueba piloto, según el informe de evaluación número 23 del Consejo Superior de Evaluación del Sistema Educativo, publicado por la Generalitat de Cataluña (2020), “destaca sobre todo el dominio de los tres aspectos de la fluidez en el discurso: tanto en lengua catalana como en lengua castellana, más del 70% de los alumnos se sitúa en los niveles medio-alto y alto”. En cambio, hay un número importante de alumnos con una baja puntuación en léxico y morfosintaxis. El estudio de resultados apunta que puede ser por el hecho que el discurso oral era improvisado y es más difícil corregir lo que se ha dicho y que muchos alumnos mostraban una cierta pobreza léxica.

Otro de los aspectos a destacar es que no hay diferencia significativa entre la lengua catalana y la castellana en la evaluación de la expresión oral. Aun así, si se cruzan los resultados con la variable de nivel de complejidad de centro, se observa que ambas lenguas muestran un mismo patrón: el alumnado de centros con un nivel alto de complejidad obtiene peores resultados que el alumnado de centros con un nivel de complejidad medio o bajo. En lengua inglesa los resultados son todavía mejores en estos niveles. En cuanto al género, se aprecia que en las tres lenguas las chicas presentan mejores resultados que los chicos y, si nos fijamos en el indicador “capital cultural” del alumnado, vemos que este factor tiene un peso importante en el logro de la competencia oral, de manera especial en los resultados en lengua inglesa.

El indicador “capital cultural” del alumnado, es un factor que tiene un peso importante en el logro de la competencia oral

Nos llama la atención que “la relación entre los resultados de la evaluación de la expresión oral y la afición a la lectura tiene la significación estadística más alta en los resultados de las tres lenguas. Cuanto más declaran los alumnos que leen por obligación, peores resultados obtienen. Inversamente, cuanto más declara el alumnado que la lectura es una afición, mejores resultados obtienen”.

Cuanto más declara el alumnado que la lectura es una afición, mejores resultados obtienen en la prueba

Globalmente, el análisis de los resultados de la expresión oral se basa en puntuaciones ponderadas sobre 100 y los alumnos pertenecientes a la muestra obtuvieron 72,9 puntos en lengua catalana, 73,7 puntos en lengua castellana y 65,7 en lengua inglesa.

Este año 2023 el CSASE aplicará nuevas pruebas de comunicación oral de lengua catalana a todos los alumnos de Cataluña que están cursando 6º de primaria y 4º de la ESO y a una muestra de los alumnos de estos mismos cursos se les aplicarán estas evaluaciones en lengua castellana e inglesa.

Con los resultados obtenidos se podrá hacer un nuevo análisis de datos a partir del cual se podrán tomar las decisiones oportunas: se verá que algunas estrategias y herramientas funcionan bien y que habrá que mejorar otras. Cuando se ha evaluado una competencia, un proyecto o una tarea, el proceso de toma de decisiones es un factor clave que permite tener en cuenta de manera diferenciada los resultados obtenidos. En el caso de la expresión oral, nos referimos a las diferentes habilidades orales evaluadas, como por ejemplo la fluidez, la pronunciación, el léxico empleado, etc. con el fin de definir acciones didácticas específicas más que planes de acción globalizados.

Para saber más:

Sanmartí, Neus (2020). “Avaluem per aprendre a fer exposicions orals”. Departament d’Educació. Generalitat de Catalunya.

Sanz, Glòria (2020). “La competència oral en la professió docent”. Departament d’Educació. Generalitat de Catalunya.

Consell Superior d’Avaluació del Sistema Educatiu (2020). “L’avaluació de l’expressió oral a 4t d’ESO. Curs 2018-2019”. Informe d’avaluació, núm. 23. Departament d’Educació. Generalitat de Catalunya.

 

Relacionado con: Artículo, Competencia oral

Compartir

2023-01-24T09:25:00+00:00
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Go to Top