La tecnología educativa, una herramienta clave para una escuela de calidad en la era digital

Compartir

14 November 2022

La pedagogía al frente de la transformación, con el futuro incondicional de la tecnología

por Ana Moreno Salvo

En 2022 Impuls Educació llevó a cabo un estudio Delphi sobre tecnología educativa (TE). Las preguntas que planteaba inicialmente son: ¿Qué entendemos por TE, por competencia digital del alumno, por rol y competencia digital docente y por escuela digital? ¿Cuáles son las claves para integrar la TE en la escuela? ¿Cuáles son las dificultades, los riesgos y las soluciones de la TE en la escuela?

El estudio concluye que, en una cultura y sociedad con una digitalización creciente, es imprescindible alfabetizar y educar a niños y jóvenes en un uso crítico y responsable de la tecnología. De esta forma se les ofrece, no solo la oportunidad de alcanzar todo el potencial profesional en un futuro próximo, sino que mejoramos también la calidad de la enseñanza y democratizamos el acceso a la educación, mientras disminuimos la fractura educativa y potenciamos la equidad.

 

Es imprescindible alfabetizar y educar a niños y jóvenes en un uso crítico y responsable de la tecnología

Qué entendemos por tecnología educativa

La TE se ocupa de estudiar la integración de la tecnología digital en el proceso de enseñanza-aprendizaje con el objetivo de mejorarla. Analiza la potencia educativa de cada medio y ofrece un marco para el desarrollo de materiales didácticos y tecnológicos para una educación de calidad.

Qué entendemos por competencia digital

Respecto a la competencia digital, debe educarse en un uso responsable y ético de la tecnología en las cinco dimensiones: alfabetización informacional, comunicación y colaboración, creación de contenido digital, seguridad y resolución de problemas. Así como capacitar al alumno para utilizar la tecnología de forma crítica, segura, responsable y eficaz para mejorar su aprendizaje y la comunicación digital. El docente debe movilizar y transferir conocimientos y estrategias, habilidades y actitudes sobre las TAC (tecnologías del aprendizaje y la comunicación). La escuela digital debe fomentar el uso responsable, ético y comprometido de la tecnología para implementar una educación inclusiva y personalizada. El rol docente debe ser de guía, y basándose en la tecnología, diseñar entornos flexibles y acompañar a los alumnos a través de un aprendizaje eminentemente autónomo, que les conduzca a un aprendizaje que dure toda la vida.

La escuela digital debe fomentar el uso responsable de la tecnología para implementar una educación inclusiva y personalizada

Cómo integrar la tecnología en la escuela

Para integrar la TE en la escuela es necesario un cambio cultural que vea la tecnología al servicio del aprendizaje y al docente en el nuevo rol de apoyo, seguimiento y colaboración. Las herramientas deben adaptarse al contexto, la edad y las necesidades individuales y deben ser gratuitas y de acceso flexible. Dos estrategias que pueden ayudar a la integración de la tecnología en la escuela son: redefinición de actividades a causa del uso de la tecnología o uso de aprendizaje activo, colaborativo y basado en la investigación; y el uso de herramientas digitales para situar al alumno en el centro del proceso, herramientas de comunicación, y el acceso y la gestión digital de la información académica.

Un plan de integración de la TE en la escuela debe tener las siguientes fases: diagnóstico y adaptación al modelo pedagógico, diseño gradual de materiales didácticos y seguimiento y evaluación. Asimismo, deberá contar con la participación y colaboración de toda la comunidad educativa, incluidas las familias, y disponer de tecnología suficiente y apropiada. Algunas dificultades y riesgos importantes en esta integración, que habrá que prevenir, son la ausencia de plan digital de centro y la carencia de un modelo pedagógico-tecnológico de transformación, la desprofesionalización del docente con escasa formación tanto pedagógica como tecnológica y un uso acrítico, inseguro o incívico de la tecnología digital.

Escuela digital del futuro

La escuela digital del futuro favorecerá metodologías de aprendizaje activo y colaborativo, estará abierta a la comunidad y al mundo con proyectos que reflexionen sobre problemas y retos del mundo real. Aprovechará la TE para ser una escuela humanista e inclusiva y flexible en los parámetros de espacio, tiempo y metodológico, de forma que facilite espacios de aprendizaje que se adapten a las necesidades personales de cada estudiante en cada momento, pasando de un formato presencial a uno híbrido e incluso online si fuera necesario. Será una escuela en la que se garantice el desarrollo y la formación continua de cualquier docente y la comunicación permanente con las familias.

La escuela digital del futuro favorecerá aprendizajes colaborativos y estará abierta al mundo con proyectos  sobre retos del mundo real

Como dice Mel Ainscow (2021), los docentes son los auténticos “Policymakers”, aquellos de los que depende que se produzca una transformación educativa de calidad. Por eso son la clave para una integración eficaz de las TIC en la escuela. Empoderar a los docentes profesionalmente y crear estructuras de apoyo y trabajo en equipo que favorezcan su formación y aprendizaje continuo, debería ser un aspecto prioritario del plan de mejora para conseguir una escuela competente digitalmente en el futuro.

Sin embargo, todavía queda un debate pendiente al que hay que enfrentarse. Se trata de cuál debe ser la relación entre el binomio pedagogía-tecnología. Aunque la mayoría de expertos son contundentes, situando la pedagogía al frente de la transformación con el apoyo incondicional de la tecnología, otros muchos no reflejan una posición clara en este sentido, quizás porque no se ha hecho una reflexión profunda o porque se ha concluido en una primacía del poder de la tecnología como efecto transformador infravalorando los nuevos principios pedagógicos del siglo XXI para una educación de calidad.

También cabe destacar la proliferación de investigación sobre TE de los últimos dos años a consecuencia de la pandemia mundial que se inició en 2020 y la importancia de aprovechar este impulso para avanzar y crear vías de mejora continua. Algunos de ellos se ven reflejados en el dinamismo de los organismos internacionales orientados a la integración de la TE para la mejora de la educación, entre ellos ISTE en EE.UU. o DigComp en la UE y sus áreas de influencia en cada caso.

Transformación educativa en el marco de la competencia digital

Por último, los expertos consideran urgente difundir el conocimiento de los marcos de referencia de competencias digitales a escala ciudadanía, docente, liderazgo y organizacional, que estos dos últimos años han hecho grandes avances aportando evidencias y visión pedagógica, y creen que es necesario ofrecer herramientas poderosas para realizar un acompañamiento continuado en la integración de la TE para favorecer una transformación educativa de calidad. Cómo concluyen Recio et al. (2020)ayudaría “la construcción de instrumentos que permitan evaluar el nivel de la competencia digital”. En este sentido, creen que avanzar en la generalización de algún tipo de certificado digital sería muy útil. Estamos en un punto donde es importante contar con modelos de transformación educativa de éxito. En este sentido, es necesario favorecer no solamente los cambios de paradigma pedagógico, sino también los referidos a otras dimensiones de la escuela como son la organización, los espacios, los tiempos, la comunidad, etc. Con el apoyo de todas las partes interesadas (stakeholders), académicos, profesionales, responsables de administraciones locales o estatales, u organismos internacionales, entre otros, y trabajando en red, compartiendo conocimiento y experiencia, toda la comunidad educativa global puede y debe avanzar a la vez. Esto es posible si la educación pasa a ser un bien común tal y como sugiere la UNESCO (2015)2.

Referencias

1 Recio Muñoz, F., Silva Quiroz, J., Abricot Marchant, N. (2020). Análisis de la Competencia Digital en la Formación Inicial de estudiantes universitarios: Un estudio de meta-análisis. Píxel-BIT Revista de Medios y Educación. Septiembre de 2020, Nº 59, pp. 125-146. DOI: https://doi.org/10.12795/pixelbit.77759

2 UNESCO. (2015). Replantear la educación: ¿Hacia un bien común mundial?. https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000232697

Compartir

Te puede interesar

Suscríbete
2022-11-14T08:51:51+00:00
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Go to Top