Entornos personales de aprendizaje, una herramienta básica para desarrollar la competencia digital

Compartir

28 March 2023

Un PLE es un entorno digital personalizado de aprendizaje al servicio de una pedagogía centrada en el aprendiz

por Jordi Viladrosa i Clua

El reto de enfocar de manera efectiva el desarrollo profesional del profesorado tiene entre sus objetivos prioritarios la mejora continua de la función docente a partir de una adecuada formación continua. Una opción es, por ejemplo, la práctica reflexiva, una metodología que tiene como principales elementos las experiencias de cada docente en su contexto y la reflexión sobre su propia práctica.

Sea cual sea el método formativo escogido, para llevarlo a cabo es necesario un conjunto de habilidades, herramientas y una red profesional que nos facilite la oportuna gestión de la información disponible a la que podemos acceder y la que cada uno puede generar y compartir.

Jordi Adell y Linda Castañeda son reconocidos en el ámbito de los Entornos Personales de Aprendizaje (EPA o PLE, su acrónimo en inglés). Una de sus principales aportaciones es la elaboración de un modelo de PLE, que describe las diferentes herramientas y recursos que los estudiantes pueden utilizar para dar apoyo a su aprendizaje personalizado y autónomo. Su obra más conocida es: “Entornos personales de aprendizaje: claves para el ecosistema educativo en red”.

El mencionado modelo ha sido útil, por un lado, como marco de referencia para el diseño y la implementación de entornos de aprendizaje personalizados y autónomos. Y, por otro lado, reconoce la importancia de las tecnologías de la información y la comunicación en el aprendizaje y promueve la inclusión de una variedad de herramientas y recursos que permiten a los estudiantes y profesionales construir su propio camino de aprendizaje.

Este modelo promueve la inclusión de herramientas que permiten a estudiantes y profesionales construir su camino de aprendizaje

Elementos principales del PLE, según J. Adell y L. Castañeda

Describimos brevemente cuáles son los principales elementos que configuran un PLE.

  1. Fuentes de información. Hace referencia a la amplia variedad de recursos que los estudiantes pueden utilizar para obtener información relevante para su aprendizaje. Esto incluye libros, artículos, videos, páginas web, redes sociales.
  2. Herramientas de comunicación. Son las herramientas que los estudiantes pueden usar para interactuar con otros, para colaborar en proyectos o para buscar retroalimentación y apoyo. Ejemplos de herramientas de comunicación son el correo electrónico, las redes sociales, los fórums en línea y las aplicaciones de mensajería.
  3. Herramientas para la organización y la gestión del conocimiento. Se trata de herramientas que ayudan a los estudiantes a organizar y administrar la información que han recogido, así como a crear y compartir contenido propio. Algunos ejemplos son las herramientas de gestión de tareas, los gestores de referencias bibliográficas y los blogs.
  4. Entornos de aprendizaje en línea. Son plataformas y herramientas específicas que se usan para el aprendizaje en línea, como Moodle, Edmodo o Google Classroom.
  5. Herramientas para la creación de contenido. Permiten a los estudiantes crear y compartir sus propios contenidos, sean textos, audios o videos. Ejemplos de estas herramientas son las suites ofimáticas, los editores de audio y video, las plataformas de pódcast y las herramientas de diseño gráfico.
  6. Redes sociales. Son plataformas que permiten a los estudiantes interactuar con otros, compartir información y construir su red de contactos de carácter académico o profesional.

¿Qué relación tiene un EPA o PLE con los portafolios digitales de los estudiantes?

Los Entornos Personales de Aprendizaje (PLE) y los Portafolios Digitales de los Estudiantes (PDE) están relacionados estrechamente, ya que los dos se centran en el aprendizaje personalizado y autónomo y utilizan las tecnologías de la información y de la comunicación como apoyo a este proceso.

Una aplicación práctica de un PLE para el alumnado la prevé la Ley de Educación de Cataluña, en el artículo 89, en el que hace explícita referencia a los portafolios digitales de los alumnos y su utilidad: “El dosier personal de aprendizaje almacena en soporte digital y hace accesibles, de acuerdo con lo que el Departament establece por reglamento, los documentos y los objetos digitales que resulten de la producción intelectual de cada alumno o alumna durante el proceso de aprendizaje, desde el último ciclo de primaria hasta los estudios postobligatorios. El contenido del dosier se puede usar de evidencia en el proceso de evaluación”.

En el contexto de los PLE, los estudiantes pueden utilizar diferentes herramientas y recursos en línea para construir y gestionar su propio entorno de aprendizaje. En este espacio personalizado, pueden integrar diferentes herramientas y recursos, como fuentes de información, herramientas de comunicación, plataformas de aprendizaje en línea, herramientas para la organización y la gestión del conocimiento, herramientas para la creación de contenido y redes sociales.

Los estudiantes pueden utilizar herramientas y recursos en línea para construir y gestionar su propio entorno de aprendizaje

Además, los PDE se usan como plataforma para documentar y mostrar aquello que los estudiantes aprenden y les permite recopilar y organizar evidencias de su progreso y logros. Los PDE también pueden incluir reflexiones personales, objetivos de aprendizaje y retroalimentación recibida, hecho que les permite reflexionar sobre el proceso que han seguido y establecer nuevas metas.

Los PDE se usa como plataforma para mostrar aquello que los estudiantes aprenden y les permite organizar evidencias de sus logros

Opinión de un experto en PLE y e-portafolios

Andreu Arbó Trabado, licenciado en matemáticas, con experiencia como coordinador TIC y que actualmente ejerce como docente en el Instituto Josep Lladonosa de Lleida, nos ofrece su opinión sobre la relación de los PLE con la competencia digital docente. Su portafolios digital es una muestra de la temática que estamos tratando en este artículo.

¿Qué significado tiene para ti el concepto “competencia digital docente” y por qué es importante para la educación actual?

Esta es una pregunta compleja. Se ha publicado el documento marco que nos lo cuenta y, desde hace poco, gradúa el grado de logro de esta competencia. Desde mi punto de vista, la competencia digital docente tiene dos claros objetivos.

El primero hace referencia a la habilidad de los docentes para utilizar las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) de manera efectiva con la finalidad de mejorar el aprendizaje de los alumnos; es decir, hacer un uso pedagógico de las TIC como herramientas tecnológicas para el aprendizaje y el conocimiento (TAC). El segundo objetivo quiere hacer competente al docente en las demandas contemporáneas para que pueda realizar cualquier trámite o gestión.

Es relevante porque ayuda a los docentes a mantenerse actualizados y a satisfacer las necesidades de los alumnos en una sociedad cada vez más digital. Proporciona una visión más significativa del uso de las TAC.

¿Cómo describirías la evolución de la competencia digital docente en los últimos años? ¿Podemos afirmar que la tecnología está pasando por delante de la pedagogía?

La competencia digital docente ha aumentado significativamente gracias al avance de la tecnología y la explosión de las redes sociales. Por este motivo, los docentes hemos tenido que adaptarnos a la nueva realidad: aprender a usar diferentes herramientas digitales, implementarlas en el aula y encontrar su sitio dentro del currículum.

Podemos decir que todo esto ha llevado a un mayor enfoque en las metodologías de enseñanza activas y participativas, así como la personalización del aprendizaje. Por ello, creo que la tecnología no está pasando por delante de la pedagogía. La pedagogía sigue siendo crucial para proporcionar un enfoque equilibrado.

La tecnología no está pasando por delante de la pedagogía, esta sigue siendo crucial para proporcionar un enfoque equilibrado

Me gustaría añadir que todo esto es gracias a los docentes, que son capaces de seleccionar las herramientas y metodologías adecuadas para cada situación de aprendizaje e integrarlas en su plan de enseñanza.

Tu forma habitual de trabajar se basa en un entorno personal de aprendizaje (PLE). ¿Nos podrías explicar tu experiencia y cómo esta metodología facilita el aprendizaje y el trabajo en red? ¿Cómo pueden los docentes integrar los PLE en su práctica educativa de manera efectiva?

Creo que los PLE actualmente son herramientas imprescindibles. El objetivo principal es que cada alumno cree su propia red de aprendizaje: diferentes recursos, herramientas en línea, colaboración entre iguales, trabajo en red… pero, también hay un segundo objetivo, el de crear un repositorio y generar una secuencia de lo que se hace y cuándo se hace en el aula. Este segundo objetivo puede ser útil para vincular el “feedback” entre las familias y los docentes (lo cual es esencial en la educación obligatoria).

Es difícil responder cómo los docentes podemos integrar los PLE. Cada uno ha de encontrar la manera de ponerlos dentro de su parcela de aprendizaje y de su práctica educativa. Pero veo dos maneras, en principio: hacerlo animando a los alumnos a crear su portafolios o tener plataformas ya estructuradas y organizadas en las que el alumnado solo tenga que añadir el material.

En otras palabras, los PLE pueden ser una valiosa herramienta para el aprendizaje personalizado y la colaboración en red, y los docentes pueden integrarlo de manera efectiva en su práctica educativa para mejorar el aprendizaje de los alumnos.

Los PLE pueden ser una valiosa herramienta para el aprendizaje personalizado y la colaboración en red
¿A qué desafíos tienen que enfrentarse los docentes actualmente para integrar la tecnología en su práctica educativa y cómo pueden superarlos?

Creo que los desafíos a los que tenemos que hacer frente los docentes en estos momentos son abundantes; y en todos ellos influye la manera de integrar las TAC dentro del aula. Por poner unos cuantos: la falta de formación docente en tecnología – ligado a la falta de tiempo para la formación-, la falta de recursos tecnológicos en el aula, hay tanta diversidad de recursos que es inevitable tenerlos y controlarlos todos; y las dificultades no digitales para llevar a cabo la tarea docente de forma “normal”.

Para superar estos desafíos, desde mi punto de vista, tenemos tres grandes ejes: primero, un cambio de objetivo en la esfera política (el sistema educativo es una apuesta de futuro, no una apuesta de legislatura). El segundo es generacional, hay que “volver a ganar” el prestigio de la tarea docente, y por ello hay que empezar ahora para verlo en el futuro. Y, finalmente, el tercer eje es una formación docente individualizada; es necesaria una formación contextualizada en los intereses y necesidades de cada docente.

¿Cómo puede ayudar la tecnología a personalizar el aprendizaje y a atender la diversidad en el aula? ¿Cómo se puede evaluar el impacto de la tecnología educativa en el aprendizaje de los estudiantes?

Como he comentado, la tecnología puede ayudar a personalizar el aprendizaje, proporcionar opciones y recursos en función de las necesidades y estilos de aprendizaje de un alumno… Esto puede motivarles y fomentar su autonomía y responsabilidad en su proceso de aprendizaje. Pero, actualmente, es necesario dedicarle mucho tiempo.

Para evaluar el impacto de la tecnología educativa en el aprendizaje de los estudiantes, se pueden utilizar métodos diferentes: evaluación de creaciones con rúbricas, generar autoevaluación de la percepción sobre el uso de la tecnología en el aula, evaluar el logro de las competencias o actuaciones en el mundo digital…

¿Cómo crees que la inteligencia artificial (IA) y otras tecnologías emergentes pueden cambiar el panorama educativo en el futuro próximo?

La IA tiene el potencial de transformar el panorama educativo en un futuro no muy lejano, y lo hará mejorando la personalización del aprendizaje. También, transformando la realidad presente. Yo la utilizo, hablo de ella a mis alumnos e intento hacer un buen uso y que ellos también lo hagan. Por ejemplo, como apoyo para consolidar el aprendizaje en tiempo de trabajo individual, o en casa cuando están estudiando, si les surge cualquier duda, es una buena herramienta para encontrar una repuesta que te soluciona ese callejón sin salida y así poder continuar. Es un buen generador de ejercicios “típicos”, ya que puedes pedirle a la IA actividades rutinarias para habituarte en una cierta dinámica. Y para los docentes también es una gran herramienta con la que tenemos que ir progresivamente interactuando con la prudencia necesaria.

La IA tiene el potencial de transformar el panorama educativo, y lo hará mejorando la personalización del aprendizaje

Compartir

2023-04-11T10:21:39+00:00
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Title

Go to Top