La importancia de la educación financiera y matemática en la escuela del futuro

Compartir

29 January 2021

 Si se consigue mejorar los datos de las competencias en matemáticas y ciencias, conseguiremos alumnos competentes

Por Marian Romero Rosell

Tras las últimas crisis económicas, del 2008 y del 2020, resalta la importancia de la educación en competencia financiera para poder cambiar el rumbo de España. Las decisiones económicas afectan a todos y no a todos por igual. Debido a ello, es importante saber tomar las decisiones correctas en momentos correctos. La competencia financiera tiene la responsabilidad de enseñar a los alumnos, que formarán parte del futuro económico del país, a conocer la Economía desde el punto más simple de las decisiones que pueden afectar al día a día de una familia, hasta el punto de saber emprender para crear empresas exitosas que consigan elevar el PIB del país, un país formado por más del 99% de PIMES.

Cuadro 1. Muestra de España en PISA y países participantes
Fuente: Informe PISA 2018

La incorporación de la economía como disciplina comienza con la Ley Orgánica de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE), anteriormente se encontraba incluida en los contenidos de otras materias como son Geografía, Historia y Matemáticas; a partir de la LOGSE aparecen en 1º y 2º de bachillerato. El hecho de encontrarse anteriormente incluida en otras asignaturas muestra la importancia de la transversalidad de esta materia y como otras asignaturas pueden influenciar positiva o negativamente en ella, según el desarrollo de sus competencias. Con la Ley Orgánica de Educación (LOE) de 2006 se incluyen más asignaturas de especialidad en economía, en 4º de ESO. En 2013, con la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) se mantienen las asignaturas de la legislación anterior y se incorporan más asignaturas optativas para los tres primeros cursos de la ESO y otra para 4º de ESO. Como podemos observar, las competencias en economía, como asignatura única, se llevan desarrollando desde varios años atrás. La argumentación de esta evolución es la importancia de las competencias financieras en los alumnos, quienes serán el futuro del país. Muchas de las crisis se han desarrollado por falta de políticas económicas correctas o por decisiones incorrectas por desconocimiento de la población en general. Un ejemplo de ello es la crisis de las hipotecas subprime. Por ello es importante impulsar una buena educación financiera en la escuela de siglo XXI.

Muchas de las crisis se han desarrollado por falta de políticas económicas correctas o por decisiones incorrectas por desconocimiento de la población en general.

La educación financiera permite a los estudiantes conocer y comprender los conceptos y productos financieros, así como las consecuencias, riesgos u oportunidades, de cada decisión financiera que tomen. Muchas de las decisiones diarias o de la vida de una persona tienen que ver con elementos financieros, desde el pago con tarjeta de crédito, contratación de seguros, hipotecas, créditos, ahorro… La falta de educación financiera o el desconocimiento pueden llevar a tomar decisiones que los lleven a problemas económicos graves y exclusión social. Para que una sociedad tenga un sistema financiero sólido se requiere de una buena formación desde los estudiantes hasta los gobiernos.

Para que una sociedad tenga un sistema financiero sólido se requiere de una buena formación desde los estudiantes hasta los gobiernos.

Desde la Unión Europea se impulsa la educación financiera en la escuela, un ejemplo de ello lo encontramos en la publicación Educación financiera para todos, estrategias y buenas prácticas de educación financiera en la Unión Europea (Trías, Castelló, Staffan y Smyth, 2012), en esta publicación presentan proyectos de buenas prácticas realizados en once países de la UE entre ellos España, así como otras iniciativas en educación financiera que se impulsan por otros organismos como: Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE), World Savings and Retail Banking Institute (WSBI), European Banking Federation (EBF), entre muchos otros.

Observando los resultados del último informe PISA del 2018, que se publicó en octubre del 2020, podemos concluir que es necesario impulsar la competencia financiera, ya que España se sitúa por detrás de la media de la OCDE y cabe destacar que un 15% de los alumnos no llega a alcanzar el nivel básico en conocimientos financieros.

Estos conocimientos estudiados en el informe PISA abarcan todo tipo de capacidades desde técnicas para predecir el abaratamiento de un producto hasta comportamientos de compra racional y responsable. Por eso es tan importante, ya que los alumnos que son examinados en estas pruebas se encuentran en el final de su etapa obligatoria y muchos se encaminarán a su etapa laboral o tomarán decisiones económicas importantes en sus vidas, en un breve espacio de tiempo. Por todo ello, cuanto mejores competencias tengan los alumnos, mejores decisiones podrán tomar y encaminar el país hacia una economía menos consumista y más responsable económica y socialmente.

Figura 1. Evolución (2012-2018) del rendimiento medio en competencia financiera: España y promedio OCDE-5
Fuente: Informe PISA 2018

Figura 2. Distribución del alumnado por niveles de rendimiento
Fuente: Informe PISA 2018

Un dato muy importante e impactante de los resultados es que las fuentes de información financiera del alumnado de 15-16 años se basan en la familia en detrimento del profesorado. Por tanto, sería importante incrementar el papel de la competencia financiera en las aulas, donde puedan adquirir conocimientos rigurosos y objetivos. No obstante, cabe destacar la repercusión positiva, de recibir la información económica de las familias, en el rendimiento del alumnado, tal y como muestra el informe PISA 2018.

En la transversalidad estudiada, destaca que el 80% del rendimiento en competencia financiera viene explicado por el rendimiento en competencia matemática.

En la transversalidad estudiada, destaca que el 80% del rendimiento en competencia financiera viene explicado por el rendimiento en competencia matemática.

La relación es lógica debido a la gran cantidad de datos matemáticos que deben manejarse en la educación financiera. Ya sea desde un simple cálculo de descuentos o IVA, hasta complejas formas econométricas para prever desviaciones de mercado o posibles impactos económicos de cambios en políticas monetarias o fiscales. Para los estudiantes de secundaria, las relaciones más cercanas son los cálculos de tipos de interés de créditos, cálculos de descuentos o rebajas, cálculos en cambios de IVA, presupuesto y contabilidad familiar, ingresos y gastos… Todos estos conceptos conllevan adquirir un buen nivel de competencias matemáticas, ya que conforme se va avanzando en las competencias financieras, más necesidad de unas buenas competencias matemáticas se precisan.

Figura 3. Coeficientes de correlación entre el rendimiento en competencia financiera y el rendimiento en matemáticas
Fuente: Informe PISA 2018

La argumentación de dicha relación viene detallada por la incorporación de las competencias financieras y de la educación financiera y económica, anteriormente, en la asignatura de matemáticas, entre otras. Por tanto, las dos competencias tienen una correlación muy fuerte entre ellas y es importante un buen nivel de competencias en una para tener un buen nivel de competencias en la otra.

Por otro lado, cabe comentar el desglose en matemáticas financieras, más adelante en los cursos de bachillerato. Argumento que impulsa la correlación de estas dos competencias tan cercanas.

Figura 4. Fuentes de información financiera del alumnado de 15-16 años
Fuente: Informe PISA 2018

Figura 5. Índice de implicación parental en cuestiones de competencia financiera. Diferencias entre grupos de alumnado
Fuente: Informe PISA 2018

Con este último dato, es importante destacar que España no destaca en competencia matemática, donde obtiene 481 puntos, en comparaciones con la OCDE 489 puntos. No obstante, cabe mencionar que en 2015 se había reducido la brecha con la OCDE. El mismo escenario se refleja en las ciencias.

Figura 6. Evolución de las puntuaciones medias estimadas en matemáticas
Fuente: Informe PISA 2018

Figura 7. Evolución de las puntuaciones medias estimadas en ciencias
Fuente: Informe PISA 2018

Todo ello hace reflexionar sobre la dirección que deben tomar la evolución de las competencias en España y donde es importante redireccionar la educación, apostando por sistemas educativos que motiven al alumnado y le lleven a relacionar estas competencias con su entorno y el mudo real, llevándolos así a desarrollar su zona de desarrollo próximo consiguiendo alcanzar el aprendizaje efectivo.

En los diversos volúmenes de la evaluación PISA aparecen diferentes proyectos educativos, de diferentes escuelas de España, basados en las nuevas metodologías de aprendizaje, como son aprendizaje cooperativo, aprendizaje por proyectos, aprendizaje basado en problemas o aprendizaje servicio, que ayudan a motivar a los estudiantes, mostrándoles la relación de sus estudios con el mundo real en el que viven; respondiéndoles así a las preguntas que se realizan siempre los estudiantes , como por ejemplo: “¿Esto que estudio para que me sirve?”. Con ello se logra que el estudiante se motive y logre conseguir un aprendizaje significativo, construyendo desde sus conocimientos previos y llevándolo a adquirir los nuevos conocimientos que le ayudarán a crecer como persona.

Es importante redireccionar la educación, apostando por sistemas educativos que motiven al alumnado y le lleven a relacionar estas competencias con su entorno y el mudo real, para  alcanzar el aprendizaje efectivo.

En contraprestación a estos datos, encontramos la posición de los alumnos españoles en competencia global. Donde se sitúan a la cabeza de los países examinados. En esta competencia se examina la capacidad de adaptación de los alumnos ante cambios o dificultades, así como la adaptación del currículo a un marco global, donde cualquier ciudadano de cualquier país pueda sentirse representado, es lo que se llama ciudadanía global. Este aspecto es muy importante en un mundo que está cada vez más globalizado y donde los estudiantes tienen que poder comprender las cuestiones globales como la pobreza, el hambre, la guerra, la presión demográfica y el medio ambiente, así como los derechos humanos, la igualdad de género, el respeto por la diversidad y la educación para la paz. Todos estos valores son muy importantes en este mundo donde todo y todos estamos cada vez más conectados, gracias al desarrollo de las tecnologías. Esta conexión conlleva a una gran corresponsabilidad en todos los ámbitos. Por todo ello, la competencia global es muy importante y es un gran dato que los alumnos españoles se sitúen en las primeras posiciones respecto a la misma.

Figura 8. Índice de conocimiento sobre cuestiones globales (GCAWARE). Países
Fuente: Informe PISA 2018

Figura 9. Índice de capacidad del alumnado para comprender las perspectivas de los demás (PERSPECT). Países
Fuente: Informe PISA 2018

A estos datos hay que añadir que el hecho de hablar más de una lengua se asocia con un incremento significativo del valor del índice de interés en la comunicación intercultural, es decir favorece la comunicación entre las diferentes culturas, creando así una sociedad más respetuosa y global. Por otro lado, en el estudio, PISA 2018, se refleja que los estudiantes con unas características económicas más favorables muestran un mayor interés en aprender otras culturas y en el caso de los alumnos españoles, este dato no es significativo, lo que demuestra mayor equidad en la sociedad. En conclusión, en general, los estudiantes españoles tienen interés por aprender sobre otras culturas. Esto es un buen dato como población, ya que cuanto más sepan los jóvenes sobre otras culturas mejor las comprenderán y empatizarán, convirtiéndolos así en ciudadanos más respetuosos y capaces de vivir en un mundo globalizado.

Figura 10. Índice de interés del alumnado por aprender sobre otras culturas (INTCULT). Países
Fuente: Informe PISA 2018

Figura 11. Índice de conocimiento sobre cuestiones globales (GCAWARE). Desagregación por grupos sociodemográficos. Países
Fuente: Informe PISA 2018

Otro dato que refleja estar en la cabeza de la competencia global es el respeto del alumnado por personas de otras culturas. Este dato es de suma importancia para conseguir una ciudadanía respetuosa en un mundo más global e interracial. Este dato está ligado al anterior, donde se refleja un gran interés en aprender sobre otras culturas.

Figura 12. Índice de respeto del alumnado por personas de otras culturas (RESPECT). Países
Fuente: Informe PISA 2018

Un dato importante e impactante es la correlación que muestra la puntuación en competencia global con las competencias matemáticas, lectura y ciencias. Con esta correlación hay que mencionar que, si la educación de nuestro país consigue mejorar los datos de las competencias en matemáticas y ciencias, conseguirá tener unos alumnos muy competitivos y con unas habilidades y capacidades muy destacables. Así como conseguir formar a personas con grandes valores y conocimientos sociales. Estudiantes que se convertirán en el futuro del país.

Cuanto mejores sean sus competencias globales y financieras (y por su correlación, competencias matemáticas) mejor futuro se planteará en la sociedad española, porque serán personas resilientes, con capacidad de adaptación ante los cambios y dificultades, así como personas respetuosas con otras culturas y con capacidades para la comunicación. Todos estos valores ayudan al crecimiento del país y a saber tomar buenas decisiones y estrategias en momentos críticos, los cuales, en una sociedad cada vez más globalizada, son cada vez más frecuentes.

Figura 13. Correlación de los resultados de la prueba cognitiva de competencia global con los de matemáticas, lectura y ciencias. España y promedio OCDE
Fuente: Informe PISA 2018

Figura 14. Índice de adaptabilidad cognitiva del alumnado (COGFLEX). Países
Fuente: Informe PISA 2018

Finalmente cabe añadir que el respeto hacía otras culturas y medioambiente, así como el conocimiento de los derechos humanos y conocimientos financieros conseguirán cambiar el rumbo del futuro. Por ello es importante centrar la educación en competencias y en la transversalidad entre ellas. Así como explicar a las familias y sociedad la importancia de éstas. Cabe resaltar que se debería hacer ver la importancia de la comunidad educativa que conforman escuela, familias y entorno ante los estudiantes y su futuro y involucrarlos en el aprendizaje de los estudiantes de las competencias globales y financieras.

Para acabar de concretar, la competencia global, no es una forma de conocimiento como pueden ser la competencia matemática o de lenguas, sino más bien es una competencia inerte en otras asignaturas, que se aprende de forma transversal.

La UNESCO en 2015 se erigió como el primer promotor mundial de la educación para la ciudadanía global: “la educación no implica solo las competencias cognitivas de letras y números, sino también el ayudar a encauzar un camino hacia sociedades más justas y pacíficas” (Informe PISA, competencia global 2018). Los principales puntos en la educación para la ciudadanía global son:

  • Educación para la paz
  • Derechos humanos
  • Entendimiento internacional y supranacional
  • Desarrollo sostenible

Como podemos observar, todos estos principios llevan al pensamiento y comprensión de un mundo más globalizado y pueden encontrarse inertes en diversas partes del currículo educativo. Formando a los estudiantes en actitudes y valores para poder crecer y desarrollarse profesionalmente adaptándose a este mundo globalizado y siendo respetuoso con él.

La educación no implica solo las competencias cognitivas de letras y números, sino también el ayudar a encauzar un camino hacia sociedades más justas y pacíficas

Bibliografía

PISA 2018. Informe español (Volumen II): COMPETENCIA FINANCIERA. Secretaría General Técnica. Centro de Publicaciones. Ministerio de Educación y Formación Profesional. Madrid 2020. https://sede.educacion.gob.es/publiventa/pisa-2018-competencia-financiera-informe-espanol/organizacion-y-gestion-educativa/23973

PISA 2018. Informe español (Volumen I): PROGRAMA PARA LA EVALUACIÓN INTERNACIONAL DE LOS ESTUDIANTES. Secretaría General Técnica. Centro de Publicaciones. Ministerio de Educación y Formación Profesional. Madrid 2020. https://sede.educacion.gob.es/publiventa/pisa-2018-programa-para-la-evaluacion-internacional-de-los-estudiantes-informe-espanol/evaluacion-examenes/23505

PISA 2018. Informe español (Volumen VI): COMPETENCIA GLOBAL. Secretaría General Técnica. Centro de Publicaciones. Ministerio de Educación y Formación Profesional. Madrid 2020. https://www.educacionyfp.gob.es/dam/jcr:17a44524-f9ac-4785-afbf-cde24b0d30e1/pisa-informe-global-preliminar.pdf

Comité Económico y Social Europeo. (2017. Segunda edición). Educación Financiera para Todos: Estrategias y buenas prácticas de educación financiera en la Unión Europea. Bruselas. https://www.eesc.europa.eu/resources/docs/qe-01-17-075-es-n.pdf

Relacionado con: Artículo

Compartir

Te puede interesar

Subscríbete
2022-03-21T11:54:34+00:00January 29th, 2021|Tags: |
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Go to Top