Educación por competencias, paradigma o cambio metodológico

Compartir

13 June 2022

La educación en entornos competenciales favorece el desarrollo de las competencias de aquellos a quienes educamos

Por Xavi Ureta

Seguro que muchos de los lectores, a través de niños y jóvenes en edad escolar, están algo familiarizados con el sintagma: “educación por competencias”. Pero la experiencia me dice que muchas personas, ajenas o no al entorno escolar, se hacen preguntas, sobre esta “moda” educativa:

  • ¿Cuál es el origen de esta forma de trabajar?
  • ¿Es realmente un cambio de paradigma o sólo un cambio metodológico? ¿Se trata de una “moda”?
  • ¿Cómo se elaboran las competencias en las escuelas?

Intentaré dar alguna respuesta a estas preguntas, y trataré de hacerlo de una forma clara y comprensible para todos.

Para empezar, personalmente, pienso que es más adecuado hablar de educación en entornos competenciales que de educación por competencias. Si reflexionamos un poco, todo lo que tiene que ver con la educación de los hijos y del alumnado, tanto en la familia como en la escuela, debe tener un sentido educativo: nuestra competencia como “modelo” o referente será la semilla que favorecerá el desarrollo de las competencias de aquellos a quienes educamos.

Nuestra competencia como “modelo” o referente será la semilla que favorecerá el desarrollo de las competencias de aquellos a quienes educamos
ética y equidad

En primer lugar, haré algo de historia básica sobre la educación competencial.

En los últimos años debemos buscar el énfasis en este campo a partir de diferentes frentes:

  • Las bases del Espacio Europeo de Educación Superior.
  • La eficacia de los modelos anglosajones, muy basados en un modelo competencial desde la década de los años setenta del siglo XX, con origen básicamente en la Universidad de Harvard.
  • Los resultados y diagnósticos que se desprenden de las pruebas PISA1.
  • Las recientes directrices de la Comisión Europea son la base de las competencias clave que modelan la última ley educativa española, la LOMLOE2. Estos dos documentos son:
    • “Recomendación de la Comisión Europea de 22 de mayo de 2018″3; y
    • LifeComp: The European Framework for Personal, Social and Learning to Learn Key Competence”4.

El objetivo de la Comisión Europea es fomentar las competencias como base de la educación de por vida.

  • Profundizando en la historia moderna de la Pedagogía y la Educación, encontramos figuras destacadas de la denominada Escuela Nueva, como Montessori, Decroly, Freinet o Dewey, que ya basaban sus modelos educativos en la escuela activa.

El objetivo de la Comisión Europea es fomentar las competencias como base de la educación de por vida

La actividad del alumnado (y del profesorado) es fundamental para la educación en un entorno competencial. Legalmente, se recoge en la citada LOMLOE y en los Decretos de ordenación de las enseñanzas de los distintos niveles, que regulan un sistema competencial.

De esta forma, ley y decretos suponen un cambio sistémico en todos los niveles educativos no universitarios. Por tanto, no se trata de una moda. Dicho de otra forma, en todo el territorio español, en los centros educativos, desde la Educación Infantil hasta el bachillerato, se trabajará con un enfoque competencial.

¿Qué se entiende por “competencia”?

Es el fruto de un proceso que resumiría así:

  1. Empieza por la recopilación de información a través de fuentes que pueden ser muy diversas: libros, enciclopedias, internet, explicaciones del profesorado, de los iguales o de la familia, etc.

Los siguientes pasos son los más importantes:

  1. De la información obtenida es necesario extraer lo que es más relevante: el acompañamiento y la orientación del profesorado en este estadio es fundamental.
  2. Luego —también con la guía del profesorado— hace falta un estudio y una reflexión en profundidad, es decir, el auténtico procesamiento de la información que le será útil.

El resultado de estos tres pasos es el que llamamos conocimiento, y todo el conjunto conforma el saber. De este modo, definimos competencia como los saberes en ejecución.

Quisiera hacer énfasis en la palabra saber, porque es necesario abandonar la falsa creencia de que, al trabajar en ámbitos competenciales, los conocimientos, los conceptos, se dejan de lado. Al contrario, sin saberes y conocimientos no se pueden demostrar competencias. Para entendernos, en lenguaje popular, cuando una persona ejecuta mal un trabajo por carencia de conocimientos, decimos que es una incompetente.

Definimos competencia como los saberes en ejecución

En un centro escolar, ¿cómo se trabaja en un entorno competencial?

También intentaré ser esquemático.

  1. En una materia o en un ámbito5, al alumnado se le propone una situación real. Algunos ejemplos de estas situaciones, pensadas para desarrollar una o varias competencias serían: un tema de interés planteado por el alumnado, la observación de un fenómeno, una polémica sobre una determinada cuestión, un dilema que es necesario comprender, una problemática que afecta a la sociedad o al entorno, etc.
  2. La situación escogida obliga al alumnado a intervenir y cuestionar o plantear problemas que deben resolverse.
  3. El alumno, o grupo de alumnos, realiza un análisis de la situación, realizando una búsqueda de información, si conviene.
  4. Con estos elementos, se provoca una selección del esquema de actuación. Cabe decir que este esquema no será homogéneo, ya que las aportaciones de la neurociencia y el constructivismo –también el sentido común– han evidenciado que los esquemas mentales que conducen a la solución de problemas (algoritmos) son diferentes en cada persona, y más aún en un grupo.

En este sentido, el esquema de actuación responde a aspectos y campos que mejor domina el alumno o el grupo de alumnos.

  1. Tras el análisis de los hechos, la apropiación de los conceptos, el establecimiento de los procedimientos adecuados, y la actitud de querer aprender, el alumnado propone una actuación flexible y estratégica para dar respuesta a la situación planteada.
  2. Por parte del profesorado, se requiere una función orientadora y motivadora que facilite la ejecución eficaz de los saberes adquiridos.
La situación escogida obliga al alumnado a intervenir y cuestionar o plantear problemas que deben resolverse

¿Qué tipo de competencias contempla la LOMLOE?

La Ley y los Decretos distinguen entre competencias clave y competencias específicas. Las primeras son de carácter transversal, marcando el auténtico entorno competencial de un centro educativo. Cualquier actividad escolar debe convertirse en educativa y potenciar competencias del alumnado (demostrar saberes…).

Las segundas están ampliamente recogidas en cada uno de los Decretos de cada nivel educativo.

Las competencias clave contenidas en la LOMLOE, siguen al dedillo las recomendaciones de la Comisión Europea, según el documento mencionado anteriormente. Son las que siguen:

  • Competencia en comunicación lingüística
  • Competencia plurilingüe
  • Competencia matemática y en ciencia, tecnología e ingeniería (conocidas como STEM por el acrónimo inglés)
  • Competencia digital
  • Competencia personal, social y de aprender a aprender
  • Competencia ciudadana
  • Competencia emprendedora
  • Competencia de conciencia y expresión culturales
Las competencias clave son de carácter transversal y marcan el auténtico entorno competencial de un centro educativo

Respecto al otro documento, que habla del marco europeo de las LifeComp6, véase el cuadro 1, que las resume).

ÁREAS
SUBCOMPETENCIAS
Área personal
  • Autorregulación (Conciencia y gestión de las emociones, el pensamiento y el comportamiento)
  • Flexibilidad ( Capacidad para gestionar las transiciones y la incertidumbre y afrontar los desafíos)
  • Bienestar (Búsqueda de la satisfacción con la vida, cuidado de la salud física, mental y social; y adopción de un estilo de vida sostenible)
Área social
  • Empatía (La comprensión de las emociones, experiencias y valores de otra persona, y las respuestas apropiadas)
  • Comunicación (Uso de estrategias de comunicación y códigos específicos según el contexto y el contenido)
  • Colaboración (Participación en actividades grupales y trabajo en equipo, reconociendo el trabajo de los demás y respetándolos)
Área aprender a aprender
  • Mentalidad de crecimiento (Creer en el potencial propio y el de los demás para aprender y progresar continuamente)
  • Pensamiento crítico (Evaluación de la información y argumentos que se nos presentan para llegar a conclusiones razonadas y desarrollar soluciones innovadoras)
  • Gestión del aprendizaje (Planificación, organización, seguimiento y revisión del propio aprendizaje)

Cuadro 1. Resumen de las LifeComp propuestas por la Comisión Europea con el objetivo del aprendizaje para toda la vida.

¿Cómo evaluar en un entorno competencial?

  1. No perdamos de vista que la escuela es inclusiva y, por tanto, es necesario dar un enfoque global, continuado, integrador y diferenciado.
  2. Se evalúan los procedimientos, por tanto, es imprescindible utilizar herramientas de observación (registros, rúbricas, intuición, etc.).
  3. La expectativa debe ser sobre resultados probables o esperables, más que sobre objetivos conceptuales preestablecidos.
  4. Se establece un sistema de evaluación, partiendo de una recogida de evidencias, aplicando unos criterios de calidad y se emite un juicio sobre el valor o mérito del aprendizaje alcanzado.
  5. Este sistema contempla:
    1. Unos criterios (presentación, plazos, expresión, contenidos, aportaciones, organización, etc.)
    2. Unos objetivos (la calificación, la orientación, descubrimiento de dificultades —propias y ajenas—, repensar las metodologías, motivación del alumnado, etc.).
Se evalúan los procedimientos, por tanto, es imprescindible utilizar herramientas de observación (registros, rúbricas, intuición, etc.)

Xavi Ureta es doctor en Ciencias de la Educación. Colabora como voluntario en la Facultad de Educación de la UIC Barcelona, aportando su experiencia profesional como pedagogo.

Notas

  1. PISA: Programme for International Student Assessment, un estudio que lleva a cabo la OCDE con el fin de analizar la eficacia de los modelos educativos de los diferentes países en relación con la vida y el mundo laboral. No evalúa alumnos sino sistemas educativos.
  2. Ley Orgánica 3/2020, de 29 de diciembre, por la que se modifica la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación
  3. Recomendación de la Comisión Europea de 22 de mayo de 2018 (Diario Oficial de la Unión Europea, C189, anexo, páginas 7-8)
  4. Sala, A., Punie , Y., Garkov hacen preguntas, respeto de esta LifeComp: The European Framework para Personal, Social y Learning to Learn Key Competence. Luxembourg: Publicaciones Office of the European Union.
  5. Es decir, materias en las que se comparten conocimientos transversales, y donde se pueden trabajar competencias equivalentes o complementarias.
  6. Sala, A., Punie , Y., Garkov , V. & Cabrera, M. (2020). LifeComp: El marco europeo para la competencia clave personal, social y de aprender a aprender. Luxemburgo: Oficina de Publicaciones de la Unión Europea.

Compartir

Te puede interesar

Subscríbete
2022-06-13T09:08:02+00:00
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Go to Top