Biblioteca viva, un proyecto para impulsar el hábito lector

Compartir

15 February 2022

La evidencia científica confirma una contribución positiva de las bibliotecas escolares a la comprensión lectora

Por Cristina Zuriaga Marco

Soy profesora de lengua en secundaria y fan de las bibliotecas escolares. Desde hace tiempo me rondaba la idea de mejorar la biblioteca Secundaria de mi centro y por fin ha llegado el momento.

Además de mi amor a la lectura y la firma convicción de su aporte positivo a la formación de las personas, me impulsa el conocimiento de la evidencia científica sobre la contribución de las bibliotecas escolares a la mejora de la comprensión lectora. No hace mucho leí un estudio realizado por la Universidad de Salamanca sobre la influencia de la biblioteca escolar en los hábitos lectores de alumnos de educación primaria, en el se concluía que “la biblioteca escolar influye positivamente en las cuatro dimensiones de la competencia lectora: 1) comprensión de textos literarios, 2) comprensión de textos informativos, 3) competencia en obtención de información y 4) en su tratamiento e interpretación.” Además, continuaba el estudio, “potencia el aprendizaje autónomo, el desarrollo del hábito lector y la socialización de la lectura. El efecto es mayor si se refuerza la autonomía del alumno en el uso de la biblioteca, y si éste experimenta disfrute y confianza cuando acude a la biblioteca.” Lo que más me impresionó es que “La influencia del docente-bibliotecario refuerza el impacto cuando se trabaja de forma integrada con la biblioteca como recurso vinculado a proyectos y tareas.”

Mi propuesta es tener una Biblioteca viva por ello he puesto al proyecto este nombre. Lo que pretendo es actualizar la vida de la biblioteca de mi centro de secundaria a partir de los datos que nos da la evidencia para mejorar los hábitos lectores de nuestros alumnos. Muchos de sus espacios necesitan ser renovados para sacarles el máximo rendimiento en el fomento y gusto por la lectura en jóvenes. Como sabemos “La profesión docente lleva años reconociendo la existencia de una relación directa entre el hábito lector i el éxito escolar: la mayoría de los alumnos que son lectores habituales sobresalen en los estudios” (Departament d’Ensenyament, 2015). 

El reto está en conseguir aportar a nuestros alumnos una nueva visión acerca del proceso de lectura para que lo vean como una fuente más de entretenimiento. ¡No solo es leer! Es educar personas con actitud crítica, pensamiento libre para enfrentarse al mundo del mañana, crear lazos mediante la lectura entre alumnos, familia y profesores, etc. Dicho de otra manera, que la biblioteca sirva de motor de transformación y aprendizaje de todas las dimensiones humanas y áreas del conocimiento.

 

El reto está en conseguir aportar a nuestros alumnos una nueva visión acerca del proceso de lectura para que lo vean como una fuente más de entretenimiento

Otros aspectos clave que se deberían poner en alza son los relacionados con la vida en una sociedad global y multicultural, como el liderazgo ético, el plurilingüismo o el compromiso social.

Hacer de la biblioteca el mejor lugar del centro

No existe ningún proyecto que no se plantee conseguir algunos objetivos. Nuestra biblioteca viva podría tener entre otros:

  • Lograr que la biblioteca sea un espacio activo de lectura, ocio y estudio.
  • Dotar a la biblioteca de los recursos necesarios para su uso y funcionamiento habitual.
  • Decorar y reestructurar el espacio elegido: hacerlo un lugar cálido y propicio a actividades.
  • Impulsar actividades desde la biblioteca relacionadas con el mundo de la lectura.
  • Despertar el gusto por la lectura mediante actividades lúdicas y con finalidades recreativas.
  • Promover hábitos de uso y comportamiento en una biblioteca por parte del alumnado.
Uno de los objetivos es despertar el gusto por la lectura mediante actividades lúdicas y con finalidades recreativas

Preparación y puesta en marcha

La biblioteca debería ser un espacio amplio multi-usos, donde se pudiera disfrutar de diferentes maneras. Debería disponer de zonas de lectura, salas de estudio, trabajo en equipo, etc. También debería ser fácil encontrar lo que se busca, con alguna persona que pudiera orientar, y gran diversidad de libros, aplicaciones, dispositivos para facilitar el acceso a la información.

Preparar una biblioteca “viva” escolar implicaría entre otras las siguientes actividades:

  • Valorar los libros que hay actualmente en la biblioteca.
  • Desechar libros obsoletos.
  • Hablar con editoriales que nos donen libros y hacer una recogida de libros donados (para Sant Jordi o sin que haya una fecha relevante).
  • Pedir colaboración a la AFA.
  • Actualizar la normativa de préstamo de libros.
  • Revisar si es necesario actualizar u obtener un programa para fichar/catalogar los libros. Por ejemplo: Abies: http://abies.es/web/solicitud
  • Catalogar libros actuales existentes en la biblioteca si no lo estuvieran.
  • Catalogar los nuevos libros que se vayan recopilando a lo largo de este curso escolar.
  • Decoración del espacio de la biblioteca.
  • Buscar voluntarios para dar vida de nuevo a la biblioteca: tanto profesores como alumnos, para que se sientan parte de su “reconstrucción” y la sientan suya. Además, este proyecto podría considerarse una de las actividades de “aprendizaje y servicio”.
  • Abrir este curso con un solo fin de lectura y estudio. Se puede comenzar bajando un día a leer en el tiempo estipulado para la lectura, empezando por los cursos más bajos.
  • Creación de dos espacios:
    • Zona de consultas: destinada a la consulta de libros, estudio o lectura autónoma.
    • Zona de actividades: destinada a realizar actividades de carácter más recreativo.
Algunas actividades previas para hacerlo más atractivo pueden ser decorar el espacio o involucrar a los alumnos en el proyecto

Funcionamiento de una Biblioteca viva

Cuantas más actividades que animen y enseñen a los alumnos lo que pueden hacer en la biblioteca mejor. Algunas de ellas podrían ser:

  • Club de lectura: dividido por etapas o madurez lectora.
  • “Leerflix”: este proyecto puede enfocarse de diferentes formas. Por ejemplo, se pueden incluir en un muro simulando las letras de la plataforma Netflix los libros que se vayan leyendo en el club de lectura para que sea atractivo para otros alumnos y deseen unirse. También puede tener el uso de que se pongan estrenos o “libros favoritos” a nivel semanal o mensual, etc.
  • Lectómetro: cada alumno que quiera ser “socio” tendrá un lectómetro donde valorará cuántos libros lee al cabo del mes/trimestre/curso. Será de uso individual.
  • Proyecto “leer juntos” donde una vez al trimestre (o el tiempo que se estipule) podemos reunirnos con padres que quieran asistir, leer en voz alta, comentar lecturas llevadas a cabo durante el trimestre, etc. Involucrar a la familia es vital para fortalecer el hábito lector.
  • Recitales de poesía para fechas señaladas: Sant Jordi o día de la poesía, por ejemplo.
  • Concursos de relatos o cuentos.
  • Encuentros con autores.
Involucrar a la familia es vital para fortalecer el hábito lector

Las actividades deberían publicitarse, programarse con tiempo suficiente y atender los intereses de las diferentes edades y gustos. Para que todo funcione sería ideal contar con la figura de un docente-bibliotecario/a, por lo menos en los espacios de tiempo en que los alumnos/as pueden acceder libremente. Este profesor/a podria realizar un informe donde se recojan los aspectos positivos de cada actividad y propuestas de mejora.

Referencias

Departament d’Ensenyament. (Febrero 2015). L’hàbit lector i el temps de lectura a l’educació secundària. Col·lecció de dossiers didàctics derivats de la formació de l’Impuls de la lectura.

Albelda, B. (2019). Contribución de las bibliotecas escolares a la adquisición de competencias en comprensión lectora en educación primaria en España. https://www.educacionyfp.gob.es/dam/jcr:620b99e5-fdf4-4cde-8a6c-bff88673b961/01albeldaesp-ingl.pdf [enero 2022]

Ruz, F. (2014). Proyecto de biblioteca escolar, CEIP la Motilla. Recuperado de: http://www.juntadeandalucia.es/averroes/centros-tic/41010381/helvia/sitio/upload/proyecto_biblioteca_2014151.pdf [enero 2021]

La biblioteca escolar: https://labibliotecaescolar.files.wordpress.com/2010/02/ideas-para-la-elaboracion-de-un-proyecto-de-biblioteca.pdf [enero 2022]

Cristina Zuriaga Marco está graduada en filología hispánica y es profesora de lengua castellana y literatura en ESO y Bachillerato en Institució Lleida.

Compartir

Te puede interesar

Subscríbete
2022-03-21T09:37:38+00:00
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Go to Top