Las estrategias de aprendizaje y la creatividad van de la mano

Compartir

27 January 2022

La metacognición juega un papel importante en el propio proceso de aprendizaje de los estudiantes

Por Marina Palmés Combalia

En las últimas décadas, se ha considerado que las estrategias de aprendizaje influyen en la educación. Cada vez se reconoce más que el uso activo de estrategias de aprendizaje autorregulado contribuye al desarrollo cognitivo, a la adquisición de conocimientos y a la estimulación de la creatividad en una serie de contextos de aprendizaje (Hamman,2005; Teg y Zhang, 2016; Zimmerman,2013).

El uso activo de estrategias de aprendizaje autorregulado contribuye al desarrollo cognitivo, a la adquisición de conocimientos y a la estimulación de la creatividad

Son necesarios profesores mejores para centrarse en el alumno (Peter Strevens) y para que les enseñen cómo y cuándo utilizar las estrategias. Sin duda, puede ayudarles a convertirse en aprendices autodirigidos.

Las estrategias de aprendizaje de idiomas (EAI) se han definido de varias maneras. Sin embargo, la definición más aceptada es la de acciones específicas emprendidas por el alumno para que el aprendizaje sea más fácil, más rápido, más agradable, más autodirigido, más eficaz y más transferible a una nueva situación (Oxford, 2017).

En los últimos años, un número creciente de estudios ha destacado que el uso de estrategias de aprendizaje ha sido una de las áreas más estudiadas del aprendizaje de lenguas extranjeras (ALE). Se han presentado varias clasificaciones, siendo la más influyente la taxonomía de Oxford, que agrupa las estrategias en dos categorías principales: estrategias directas e indirectas (Oxford, 2017).

Un número creciente de estudios ha destacado que el uso de estrategias de aprendizaje ha sido una de las áreas más estudiadas del aprendizaje de lenguas extranjeras

1-Las estrategias directas contienen tres campos de estrategias: (1) Estrategias de memoria, que contribuyen a la recepción, el almacenamiento y el recuerdo de la información, (2) Estrategias cognitivas, que permiten trabajar con información en la que los procesos mentales desempeñan un papel importante, y (3) Estrategias de compensación, que ayudan a procesar o transmitir la información incluso cuando surgen barreras lingüísticas o hay lagunas en la comunicación.

2-Las estrategias indirectas también comprenden tres tipos: (1) Estrategias metacognitivas, que se centran en la planificación del aprendizaje, la consecución de los objetivos de aprendizaje y el seguimiento y la evaluación de las actividades, (2) Estrategias afectivas, que se ocupan de las emociones relacionadas con el aprendizaje de la lengua, y (3) Estrategias sociales, que están relacionadas con el aprendizaje de la lengua basado en la comunicación, en el que también interviene el papel de los hablantes altamente competentes.

Según O’Malley et al. (1985), al combinar el entrenamiento de estrategias metacognitivas y cognitivas, los alumnos son capaces de reflexionar sobre lo que están haciendo -y por qué- y tomar conciencia de cómo aprenden.

Al combinar el entrenamiento de estrategias metacognitivas y cognitivas, los alumnos pueden reflexionar sobre lo que hacen -y por qué- y tomar conciencia de cómo aprenden

Con esta idea en mente, las estrategias metacognitivas juegan un papel importante en el propio proceso de aprendizaje de los estudiantes. Según Oxford (2017), la aplicación de estrategias metacognitivas en las cuatro habilidades lingüísticas (leer, escuchar, escribir y hablar) aporta beneficios a los estudiantes de idiomas. Los tres conjuntos de estrategias metacognitivas son:

  1. Centrar el aprendizaje. Como, por ejemplo, revisar y relacionar con el material ya conocido. Se puede llevar a cabo siguiendo tres pasos: aprender por qué se realiza la actividad, construir el vocabulario necesario y hacer asociaciones.
  2. Organizar y planificar el aprendizaje. Un ejemplo de esta estrategia es averiguar sobre el aprendizaje de idiomas. Se basa en esforzarse por averiguar cómo funciona el aprendizaje de idiomas leyendo libros, hablando con otras personas. El uso de esta información puede mejorar el propio aprendizaje de idiomas.
  3. Evaluar su aprendizaje. Un ejemplo de esta estrategia es el auto-seguimiento. Consiste en identificar los errores de comprensión o producción de la nueva lengua y evitarlos.

Además, cada vez se conocen mejor las estrategias cognitivas. Se ha comprobado que son una de las estrategias más populares entre los estudiantes de idiomas. De hecho, van desde la repetición hasta el análisis de expresiones o el resumen. Hay cuatro grupos de estrategias cognitivas:

  1. Practicar. Un ejemplo de esta estrategia es reconocer y utilizar fórmulas y patrones. Se centra en ser consciente de/o emplear fórmulas rutinarias. Es decir, unidades únicas y no analizadas como: Cuéntame más, y ¿Qué pasó entonces?,
  2. Recibir y enviar mensajes. Como por ejemplo captar la idea rápidamente usando el skimming para determinar las ideas principales o el scanning para encontrar detalles específicos de interés. Ayuda a los alumnos a comprender rápidamente lo que oyen o leen en la nueva lengua,
  3. Analizar y razonar. Un ejemplo es el razonamiento deductivo. Los alumnos pueden emplear reglas generales y aplicarlas a las nuevas situaciones de la lengua meta. Se considera una estrategia descendente que va de lo general a lo específico,
  4. Crear una estructura de entrada y salida, necesaria tanto para la comprensión como para la producción en la nueva lengua. Un ejemplo es tomar notas como el mapa semántico, la forma de esquema estándar, etc.

La base de estas estrategias de aprendizaje es el desarrollo de la creatividad de los alumnos. Según Ellis e Ibrahim (2019), esto se establece desarrollando las características de las personas creativas a través de un entorno y actividades de aprendizaje que:

  • Fomenten las preguntas, la paciencia y la apertura a nuevas ideas.
  • Tengan un nivel alto de confianza.
  • Proporcionen oportunidades para disfrutar experimentando y asumiendo riesgos.
  • Ofrezcan oportunidades para tomar decisiones y ser independientes.
  • Ayuden a los alumnos a ver las conexiones y a establecer vínculos en su aprendizaje.
  • Permitan que los alumnos aprendan de los errores y los fracasos y que adquieran autoestima y confianza.

Retomando esta idea de la creatividad, Edward de Bono afirma que la creatividad implica romper con los patrones establecidos para ver las cosas de una manera diferente. Además, se centra en la idea de que hacer una pregunta es la manera más sencilla de enfocar el pensamiento: hacer la pregunta correcta puede ser la parte más importante del pensamiento.

Hacer una pregunta es la manera más sencilla de enfocar el pensamiento: hacer la pregunta correcta puede ser la parte más importante del pensamiento

En cierta medida, las estrategias de aprendizaje pueden afectar a la percepción que los alumnos tienen de su propio aprendizaje y de su creatividad.

Compartir

Te puede interesar

Subscríbete
2022-05-20T08:15:34+00:00
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Go to Top