“Expertos en Aprendizaje”, el mejor legado para la siguiente generación

14 October 2020

Proyecto “Aprendiendo a aprender. El pensamiento herramienta pedagógica básica”

Por Ana Moreno

En tiempos de pandemia emerge con fuerza la urgencia de dotar a las nuevas generaciones de competencias que les conviertan en aprendices expertos. La base de estas competencias está en una buena selección de contenidos esenciales y habilidades cognitivas, junto a una actitud positiva para utilizarlas. Para poder llegar a aprendizajes profundos y adquirir la capacidad de seguir aprendiendo a lo largo de toda la vida los estudiantes deben ser buenos pensadores; desarrollar un pensamiento de calidad que sea crítico, creativo y a la vez metacognitivo.

En tiempos de pandemia emerge con fuerza la urgencia de dotar a las nuevas generaciones de competencias que les conviertan en aprendices expertos.

Durante las dos últimas décadas la mayoría de los países incluyen en sus currículums oficiales estas competencias intelectuales de una forma u otra. Así lo hacen también el currículum catalan y el del resto de comunidades autónomas del estado español. Sin embargo, las pruebas PISA, que valoran precisamente estas competencias, no son precisamente halagüeñas respecto al nivel competencial de los alumnos españoles.

Aunque muchos países incluyen estas habilidades cognitivas en sus currículums, no todos lo hacen de la misma forma. Por ejemplo, tanto Finlandia como Australia, que consiguen buenos resultados en Pisa, lo hacen integrando las destrezas de pensamiento crítico explícita y transversalmente, de forma que los alumnos además de aprender los contenidos competencialmente, desarrollan la capacidad de transferir el uso de las destrezas de pensamiento crítico a otros contextos de sus vidas. En otros países, entre los cuales se encuentra España, el pensamiento crítico se integra de forma implícita y transversal en las competencias específicas por áreas.

En estos momentos en que las competencias de pensamiento crítico y creativo se hacen vitales para la economía de los países y el bienestar de sus ciudadanos, la comunidad científica se pregunta cuál es la forma más eficaz de integrarlas en el currículum. El presente proyecto tiene como objetivo evaluar la eficacia de los dos planteamientos en la práctica, el implícito y el explícito, para poder así proponer mejoras en la transferencia a la vida real de dichas competencias, tan fundamentales para nuestro progreso como personas y como país.

Para llegar a aprendizajes profundos y adquirir la capacidad de seguir aprendiendo a lo largo de toda la vida los estudiantes deben ser buenos pensadores; desarrollar un pensamiento que sea crítico, creativo y a la vez metacognitivo.

Objetivo del proyecto

Partimos del supuesto que las competencias de Pensamiento crítico y creativo ayudan a desarrollar la capacidad de aprender a aprender por uno mismo, convirtiendo a los estudiantes en expertos aprendices para toda la vida. El proyecto “Aprendiendo a aprender“ tiene como objetivo estudiar la eficacia del desarrollo del pensamiento crítico y creativo según dos formas distintas de integrarlo en el currículum. Por un lado está la forma implícita, en que ambas competencias son un objetivo educativo general y se aplica en todas las áreas integrado de forma implícita en sus competencias específicas. Por ejemplo, se hace así en el currículum del estado de California y el estado español. Por otro lado está la forma explícita, en que el profesorado trabaja destrezas y disposiciones de pensamiento crítico y creativo de forma transversal a la vez que enseña los contenidos de sus asignaturas. Por ejemplo, se hace así en el currículum del estado de Victoria, Australia y también en Finlandia. De esta forma los estudiantes son conscientes de que van aprendiendo a pensar con eficacia y que ese “pensar bien” les ayuda a su vez, a aprender los contenidos de forma más profunda y competencial.

Descripción del estudio

El estudio consiste en medir y comparar las destrezas y hábitos de pensamiento crítico en dos grupos distintos de alumnos. En uno se aplicará un programa de desarrollo de pensamiento crítico en base a una serie de destrezas que se aplicarán explícitamente integradas en las actividades de aprendizaje. En el otro se aplicará el currículum de forma ordinaria. En este caso se supone que el desarrollo del pensamiento crítico y creativo ya está incluido en el aprendizaje competencial previsto para cada área de conocimiento.

La investigación se realizará en tres pasos:

  1. Primer paso: Primera aplicación del Test “Retos de pensamiento” y el cuestionario “Hábitos de pensamiento”. Estas pruebas se aplican a dos grupos de alumnos, al “explícito”, que es donde se aplica el programa y al “implícito”, donde no se aplica. Recogida de las medias de rendimiento académico de los alumnos en las áreas: lingüística, matemática, científico-tecnológico, sociales. Los alumnos se identificarán durante todo el proceso con un código que el equipo investigador enviará al colegio.
  2. Segundo paso: Aplicación sistemática del programa explícito para el desarrollo de destrezas y hábitos de pensamiento durante 6 meses.
  3. Tercer paso: Segunda aplicación del Test “Retos de pensamiento” y el cuestionario “Hábitos de pensamiento”. Estas pruebas se aplican a dos grupos de alumnos. Recogida de las medias de rendimiento académico de los alumnos en las áreas: lingüística, matemática, científico-tecnológico, sociales. Los alumnos se identificarán durante todo el proceso con un código que el equipo investigador enviará al colegio.
    Paso de un cuestionario al profesorado involucrado.

En la siguiente tabla se expone la distribución de cursos y destrezas de pensamiento del programa:

Los tests “Restos de pensamiento” son diferentes para cada curso. De esta manera se adaptan mejor a la edad de los alumnos/as. El cuestionario sobre hábitos de pensamiento es el mismo para todos los cursos. El cuestionario sobre hábitos de pensamiento es el mismo para todos los cursos. De cada curso deben participar dos grupos uno en el que se aplicará el programa y se llama grupo explícito y el otro donde no se aplica el programa y se llama grupo implícito.

Nombrar a un docente responsable del estudio. Se encargará de gestionar el calendario de actividades, atender a los profesores y profesoras implicados y estar en comunicación con el equipo investigador.

Programa para el desarrollo del pensamiento crítico y creativo

  1. Áreas de aplicación: El programa se aplicará en algunas de las siguientes áreas: Lengua, matemáticas, científico-tecnológica, sociales, en todas o en alguna de ellas, como mínimo se recomiendan tres asignaturas y tres docentes por curso.
  2. Preparación: El profesorado recibirá un material y formación previamente a su aplicación. El material consistirá en las bases de orientación y rúbricas para cada destreza. La formación será sobre la metodología de cómo se aplica una base de orientación y una rúbrica. Se pondrán ejemplos concretos del currículum actual.
  3. Aplicación: Durante seis meses, cada alumno recibirá una sesión mensual de cada una de las 4 destrezas de su curso. Al final habrá realizado un mínimo de 6 veces la destreza. Al finalizar el periodo de 6 meses cada profesor entregará al investigador la planificación de destrezas que ha realizado y las evaluaciones finales de sus alumnos. Además realizará el cuestionario sobre práctica docente.
  4. Evaluación: Durante el periodo de aplicación cada alumno deberá realizar dos autoevaluaciones con rúbrica de cada destreza, y un control por destreza como prueba final de la habilidad adquirida. Se recomienda que los alumnos trabajen en grupo y que previamente hayan hecho alguna co-evaluación. A partir de esta evidencias el profesor evaluará el nivel de competencia de cada alumno con cada destreza, poniendo una nota final (nota por destreza y global PC). Estas evaluaciones se entregarán al investigador al final de la aplicación.
    Las notas de Pensamiento Crítico deberían ser evaluables y contar oficialmente en la evaluación de los alumnos, bien dentro de la área o como competencia transversal.

Calendario del estudio curso 2020-2021

Invitación a participar

Este proyecto está abierto a todos los colegios que deseen participar.
El único requisito es estar convencido de que, a pesar de las circunstancias que estamos viviendo en las escuelas de todo el mundo, merece la pena seguir innovando e involucrarse en conseguir evidencias que faciliten mejorar nuestro sistema educativo, por el bien de nuestros alumnos y de los de todo el mundo.

Para cualquier duda o aclaración, ponerse en contacto con: [email protected]

Formulario de inscripción al proyecto “Aprendiendo a aprender. El pensamiento herramienta pedagógica básica”

Para participar en más de un curso volver a llenar/enviar el formulario. 








Relacionado con: Proyecto

Te puede interesar

Subscríbete

Exclusive Content

Be Part Of Our Exclusive Community

Become a Patron

STORE

merch

20% Off All Merch
2020-10-20T11:55:47+00:00
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments